Julio Flores - [Poeta Argentino]

Julio Flores. Nací en Argentina 20 de Abril del 1944. Me radiqué en Suecia en 1978. Actualmente vivo en Eskilstuna, una bella ciudad entre lagos y bosques en la región de Sormland y a escasos cien kilómetros de Estocolmo.

Estoy jubilado – después de haber trabajado muchos años en educación popular - y ahora puedo disponer de mayor tiempo para dedicarme a soñar y escribir.

Aqui  mis últimos trabajos que van con el titulo de “Intimario” palabra inexistente en castellano, pero que yo inventé para presentar una serie de poemas intimos y muy personales.

Intimario.

I
Como decir que esta noche

Hé soltado las alas transparentes de los sueños

Y me rondan como mariposas blancas indelebles

Como petalos ardientes de pasados anhelos

Antiguos perfumes que se enredaron en mis dedos



Como he de decir que aún distante

Brilla aquella estrella que señalo mi derrotero

Mientras el mar en su vaiven constante

me repetia ecos de gastadas palabras

en un idioma muy antiguo y muerto.



El viento galopaba retumbante destrozando

los agusados cristales del silencio

Y las nubes en un cielo morado se deshacian

como capullos de deshilachados flecos



Un silencio de perros estremecio el paisaje

Sola mi sombra acurrucada se vistió de duelo

Mientras la noche se extendia lentamente sobre el mundo

como un sutíl sudario negro



Desde el fondo de un baúl fatalmente cerrado

Vestido con encajes de una flor marchita

descolorida dentro de un añejo libro de cuentos

Me hace guiños esta larga noche

un recuerdo amado pequeñito y tierno



Como he de decir que esta noche

Golpea implacablemente mi corazón

la ausencia de aromas de otro tiempo



Y mis manos buscan en las sombras las riberas claras

Donde me esperan los gnomos hilando añejos sueños...




II

Hoy hé salido a contemplarme largamente

buscando reencontrarme en los vericuetos del silencio

Mirandome profundamente hacia adentro

Tratando de encontrar la llave

Que habrira la estrecha puerta del último misterio.



Sé que debo volver desandando lo vivido

Como una barca que busca arribar a puerto

Con desgarrada arboladura desecha en mil combates

en su lucha tenaz, profundamente mar adentro



Aqui esta mi esqueleto pulido por el aire

Desintegrandose bajo el Sol de un extraño hemisferio

Donde las sombras se alargan y las gaviotas danzan

Entre chillidos voluptuosos sus extraños ritos del invierno



Sé que la ausencia no es solo ausencia

Sino caminos asperos que los borra el viento

Y es muy dificil retomar la senda

Que se dejó hace mucho tiempo



Digo, cuando se desteñia en sombras la esperanza

una tarde de campanas mecidas por los dedos del viento

mientras un tren partia agujereando

el infinito gris pañuelo de la tarde y mis zapatos

no necesitaron caminar mucho

para llegar desoladoramente lejos...



.Ahora me miro desde afuera y me pregunto....

¿Donde se quedó mi sombra soñadora

Aquella que agitaba banderas por las calles

Como alas de gorriones primaveralmente ebrios

Y se tuteaba con estrellas vespertinas

En la grieta efimera y floral de un adolescente anhelo..?



Soy aún aquel que esperanzado

Caminaba en la noche tras el empeño

De encontrar al hombre total, medida de si mismo

Recién nacido, cubierto de rocio floral en la alborada

En la punta de una lanza aguda

O en el vertice de un imposible sueño

Refundandonos desde el borde del abismo estelar

Para salvarnos del naufragio cierto



No lo sé.

Miro este rostro que cansado

Me contempla del fondo opaco del espejo

Cavilando sobre la obsecada quimera

De hacer posible aún

un mundo diferente donde quepamos todos

Compartiendo el aire, el agua, la sal, la levadura

Y el rumor de los trigales mecidos por la paz del viento.



Sigo buscandome en la elemental materia cósmica

Celosa guardadora de indevelados misterios



Y en los oscuros presagios que las aves

Escriben en lo alto como antaño

En intrincado vespertino vuelo.



Talvez me encuentre cuando mi sombra vuelva

Al origen del dia y sea otra vez, un rio largo

Bajo el ancho cielo



Raiz pulsante del enigmatico ancestro

Figura espiralada

En el discurrir del atemporal

innombrable momento.



Esfera de luz navegando inciertamente

A la deriva

las aguas subcelestes de lo eterno.

 
 
III

Vá mi sombra prendida a mis pies

Mientras la tarde se desnuda pudicamente

De sus rosados velos

Ella me acompaña

Desde hace tantos años silenciosa

Como un oscuro manto reptando por el suelo

que a veces se mé olvido que esta ahí

marchando al compás de mis pasos

aferrada tenazmente a las suelas de mis zapatos

como un pañuelo negro de un adiós amargo

borroso de distancia en el recuerdo



Y sin embargo me sigue mansamente

Entre las hojas de un Otoño que esta quemando

Sus postreros fuegos en la delgadez del aire

Anunciador del invierno que se precipita

Desde la mediania de un Octubre luminoso y claro

Hacia las brumas de Noviembre con su manto niveo

Y su soledad de lobo hambriento



Mi sombra como un perro fiel cuidando de su amo

Se desliza imperceptiblea mis espaldas

Mientras el Sol pone tonos dorados

En mi frente y en mi cano pelo

Mientras los pájaros agujerean el aire

En raudo vuelo



Ella quizás sienta un poco de envidia de las aves

Que van hacia la primavera de otros cielos

Entre chillidos de alegria y trinos nuevos

Galopando en la grupa de presurosas nubes

Impulsadas por el viento



Yo me quedare aqui

con mi sombra solitaria

Mirandolas partir en raudo vuelo

Esperando que el mundo se vuelva

Indeteniblemente frio y desolado

Como un sudario extendido sobre el campo

En un paisaje definitivamente helado y yerto



Las noches seran extremadamente largas

Sin estrellas en el cielo y la tristeza

Golpeará con un puño de hierro

En la concavidad de mi pecho

su soledad absurda de brumoso campanario

tañendo agoreramente a duelo



Yo me ire empujado por la brisa

- La calle siempre es un oceano ignorado -

no importa donde ni importa cuando

en mi morral

para la marcha

tengo lo absolutamente necesario

no necesito mas ni nada mas quiero.



¡Vamos sombra

Sigamos adelante

Antes que la Reina de las nieves no envuelva

En su albo manto

Y nos transporte a ti y a mi finalmente

A su reino fatalmente helado y yerto.

 
 
IV

Un dia llegaron y sin pedir permiso

Con sus rostros bestiales y hoscos

Se apoderaron arteramente de la docellez

del aire limpido

Y de la luz clara de la mañana que queria nacer

Entre la espuma de las olas marinas

Cubierta por los rayos de un Sol nuevo

Portadora de un mundo solidario de justicia



Ellos...

Cerraron violentamente las ventanas

Dejandonos sumidos en la oscuridad

Encarcelaron el canto

Encadenaron las risas

Mataron la esperanza joven

Secuestraron las ideas que brotaban de la vida

Como un manantial de agua fresca

Para limpiarnos de un pasado de ignominia



Ellos...

Encerraron las manos solidarias

Y las palomas de la rebeldia

Con gruezos candados oxidados de silencio

En pozos innombrables

Miserables agujeros donde reinaban

Como tristes y grises ratas de vertedero

Sicarios del mal

Rodeados de cohortes de alimañas

Carroñeras y pestilencias

De infames sacristias y banderas enlodadas

Al servicio del imperio ....



Ellos...

Amparados bajo el silencio de las catedrales

Mataron los corderos

pascuales

En una orgia de complicidad demente

ignominiosamente

Les chorreaba la sangre

De la manos



Morados espectros de altos bonetes

decian Amén

Haciendo la señal de la cruz

Sin que les temblara el pulso

bendecian

a los fatidicos aviones que despegaban

en medio de las sombras

Rumbo al oceano con su carga palpitante

De carne torturada y malherida

Sangre de nuestra propia sangre

Que por un sueño de patria libre

Dió generosamente

Hasta su propia vida



Muchos callaron

El temor amordazaba las gargantas

Y ponia amarillas la pupilas

Entumecia los brazos

Congelaba la furia

Los sueños andaban trashumantes

por ciudades moralmente en ruinas

Haciendo emerger los justificativos

Cobardes en labios

De un país un país que quiso Ser

Y ahora estaba decadente en agonia



Entre detonaciones y duelo

Galopaban desatadas las furias de la oligarquia

Mientras continuaban cayendo brutalmente degolladas

Las últimas florecidas flores

Entre cadenas de calvario

Marchas milítares

Carceles secretas

Humo de incienso

Vuelos de la muerte

Y loores a la inmaculada Maria

Custodiada por soldados de infanteria

Con bayoneta calada y el rostro pintado



Un silencio complice entre contenidos llantos

Se expandió en el aire

...Y la casa de pronto

se quedó callada esperando

la resurrección lejana de un nuevo dia

En aquel fatidicoMarzo del 76

en Argentina.

 
 
V






El viento.., nunca nadie supo cuando

Ni desde donde comenzó a soplar

Primero, suavemente entre las hojas de la floresta

Fue desgajandolas como si fueran alas de angeles

Marchitas que intentanban su poster vuelo

Antes de caer a la tierra y convertirse en humus

Materia primordial en las retortas mágicas

de la primavera y en el aroma a nardos recién amanecidos



Después, el aire se lleno de lamentos quedos

Como suspiros de hombres muertos

Al paso del viento por las ramas vacías

Mientras el cielo se oscurecia entre nubes de tormenta

Y un aroma de cirios funebres se exparcía reptante

Oscuro y fatídico ensombreciendo

La pristina claridad del día



El peso del cosmos aplastaba las sombras

Era yá la hora del angelus cargada de misterio

Cuando el corazón golpea las cerradas puertas

Que no se abren a los tristes solitarios

De bolsillos vacíos, miradas perdidas

Y descuajados anhelos.



Las rachas de viento crecia a borbotones

Desbordando el inescrutable impávido Universo

Y las circunvoluciones indiferentes de los astros

En su danza elicoidal sin tiempo

Se despeinaban los cabellos del silencio

Con los ojos cuajados de lágrimas

como un cántaro vacio

que se quebro inremediablemente

en un mar de pestilente cieno



Los relojes detuvieron azorados sus pasos

Para que pasara el viento entre aullidos

De lobo gris desoladoramente solo

Como sombrero abandonado

Sobre un banco de plaza

Una tarde de Octubre sin azahares ni cerezos

los perros azules andaban olfateando en las calles

con ocicos sangrientos...



Y los pájaros desandaban sus alados trazos

En un cielo de tinta y cartón prensado

Penúltima trinchera donde tenazmente resiste

El sueño del que sueña con imposibles reinos

Donde el León y el Cordero convivan como hermanos

Después de consumado el misterio



El viento barrió con todos los aromas

De maiz tierno y pan recien horneado

Olór a sudor en mamelucos raídos

A camas de hospital y jardines enrejados

Solo quedo el silencio malherido

De un cordaje azul y destrozado

Entre jarcias moradas de horizontes

Donde el viento, finalmente

Se enrolló como una cansada fiera

En su cubíl secreto



El viento pasó..,y pasó el tiempo

Y casi nadie recuerda hoy al sombrio viento alado

Que pisoteó las flores

Seco las aguas de las fuentes

Despojó a los arboles del gorjeo de pájaros

Dejando destrozados sus nidos en el suelo



Algunos creén que fué una pesadilla

Otros una exageración – no existen vientos asi, de esa naturaleza –

Afirman muy orondos con profundos aires de sabios



Mientras otros aprietan fuertemente los labios

Y miran con pavor hacia los cielos

Con temor de que vuelva a soplar el viento

Con voz ronca de tigre hambriento

Y enormes ojos fatídicos

En la densa noche relumbrando como luces fatuas

Desde un horizonte de terror y duelo.


Julio Flores
Todos os Direitos Autorais Reservados ao Autor.

0 comentários: