Sobre las revistas literarias [Juan Mireles]

Sobre las revistas literarias

La revista literaria siempre será una construcción inacabada: búsqueda de más, entre lo inédito y no, tratar de llegar a la mayor cantidad de lectores; de igual manera es mística: en su contenido radica la transformación y convulsión de ideas; mejor, sacude el polvo que hay sobre lo intangible que nos habita. 

La literatura se presta del lenguaje, éste se deja seducir conmovido por la expresión de tantos que al escribir se deshacen de sus cánceres, mismos que son producidos por sociedades muertas, yertas; allí, en esa acción, habita la cura y salvación tanto para el que expresa como para el que deja que lo dicho lo recoja el lector: suerte de resucitación individual y colectiva. En la revista literaria todo es significación, desde la pintura, fotografía, escultura hasta sus textos. Su consagración ya es un pedazo de eternidad para el que se acerca, lee, siente y absorbe las obras contenidas en cual o tal número. Espacio atemporal que reúne tradiciones, sentimientos, querellas, anhelos, deseos, sueños; lanzadora de denuncias, consignas, llamamientos: reunión, en este caso, de lo Hispanoamericano. También, es guardadora de estilos, formas, fondos y significados tanto de lo nuevo que se está haciendo como de lo que ya está, por eso mismo también sirven de termómetro cultural. 

Grandes escritores latinoamericanos han empezado publicando sus primeros trabajos en revistas y suplementos culturales. Se han formado grupos alrededor de ellas como lo fue Contemporáneos a finales de los años 20 en México, donde se conjuntaron escritores de gran calado como Jorge Cuesta, José Gorostiza, Salvador Novo, Gilberto Owen, Carlos Pellicer, Jaime Torres Bodet, Xavier Villaurrutia, entre otros. O Juan Rulfo que publicó (mucho antes de publicar su obra maestra: Pedro Páramo) relatos y cuentos en revistas como México, Pan (en esta revista de Guadalajara igualmente publicó Juan José Arreola, autor de La feria) y otras. Octavio Paz fundó revistas como Barandal, Plural y Vuelta; siempre procurando el espacio a la crítica política y de contacto con otras literaturas a través de éstas.

Es decir: las revistas y suplementos culturales son y han sido espacios que ayudan en el crecimiento literario de aquellos países que las cultivan, y fungen como espacios de intercambio cultural.

Juan Mireles - Escritor (Estado de México, 1984) y director editor de la revista literaria independiente Monolito (México). Ha sido publicado en la revista española Palabras Diversas (España), Letralia (Venezuela). Cronopio (Colombia), Cuadrivio (México), Punto en línea (UNAM. México), Radiador Magazine (México). Revista Biografía (Brasil), Cinosargo (Chile), La ira de Morfeo (Chile-Argentina); Agrupación Puerta Abierta Chile-México. Letras de parnaso (España), Nagari (EUA), Los sábados, las prostitutas madrugan mucho para estar dispuestas (España). Almiar (España). Suicidas sub 21 (Perú); suplemento cultural La Jirafa del Diario Regional de Zapotlán, Jalisco. La pluma afilada (España). Prologó el libro Job aterdio del escritor español Javier Sachez. Editorial Seleer. España. 2012. Participó con el ensayo “La violencia como producto de la sociedad” en el Segundo Encuentro de Escritores por Ciudad Juárez, simultáneo Colima. Formó parte del jurado del I Premio palabra sobre palabra de poesía. Blog personal: http://wwwjuanmireles.blogspot.mx/

0 comentários: