De un lobo con cabeza humana [Juan Mireles]

De un lobo con cabeza humana

Son los tiempos que invitan a aislarse, abstraerse, hablar con uno mismo. Silencio. Ahora más que nunca es mejor callar para escuchar, para sentir, percibir todo el mundo de sensaciones que se nos pierden por el bullicio del mundo –aturde—. Nuestro tiempo es un tiempo de gritos, de voces que se anulan porque en altos decibeles nadie se escucha, solamente es ruido, puro ruido y allí, la neutralidad de los símbolos que transfiguran el lenguaje primigenio, se consuma. Todas las cosas son palabras, pero en un mundo como el nuestro esas palabras no son más que cosas, ya nada se sabe acerca del poder de los símbolos. Todo es materia –sin serlo realmente: no existe—, las edificaciones ya no dicen, no hablan, no son acto; no hay historia en ellos, son simples construcciones que cumplen con una funcionalidad, al dejar de ser rentables se derrumban, se pierden; están condenados a ser polvo, a perderse en la infinitud y en ello pierden todo significado. Nada habla ya, el mundo es un ruido inaudible, o mejor dicho, es un alarido indescifrable, que tiene la apariencia de ser cordero pero en realidad es un lobo que ya no necesita asecharnos porque ya nos devora lentamente, nos saborea — ¿a qué sabremos? La sangre espesa, coagulada de un cuerpo podrido, eso es lo que se traga ese lobo que somos nosotros mismos. ¿Qué hacer para huir de nosotros, para terminar con nosotros? 

El mal está en uno mismo y nosotros nos encargamos de exportarlo al colectivo, a las sociedades: nos pasamos la vida alimentando al monstruo que somos cada uno de nosotros — ¿hasta cuándo?—. El Salvador ha muerto, el Cristo no quiere volver — ¿para qué? ¿Cuál de todos los Salvadores vendrá a rescatar a sus hijos?—. Silencio. No se sabe. Ya no importa. La fe que habitaba en el pecho de Dalí y en el de todos los hombres como afirmaba el artista ha huido, ¿para qué estar en un cuerpo que la rechaza, que no sabe de ella, y peor, que al percibirla, la niega y la condena al olvido?: nadie quiere estar donde no se le quiere, el masoquismo no es virtud, no es sensible al alma: la fe no conoce de dolores. 

Los pensadores están ocultos, no quieren hablar, están enfermos de tanto ruido; los oídos sangran, los poetas se arriesgan, algunos más, con reservas dicen, hablan pero no son suficientes: están solos. ¿Cuándo el poeta volverá a ser escuchado? ¿Cuándo su voz será comprendida? Ojalá sea pronto. La unidad depende de su voz, porque hay tanta poesía que son islas, distantes unas de las otras — ¿y los puentes que ellos mismos crean con su voz? ¿Por qué no están alcanzando a los suyos y a los otros, a la gente que alimenta al lobo sin saberlo?

Hay que callar para escuchar, es hora de pensar más allá del futuro, ir más allá del tiempo: ser tiempo, voz: historia.


Juan Mireles  - Escritor (Estado de México, 1984) y director editor de la revista literaria y de arte Monolito (México).Ha sido publicado en la revista española Palabras Diversas (España), Letralia (Venezuela). Cronopio (Colombia), Cuadrivio (México), Punto en línea (UNAM. México), Justa Revista Digital de Editorial Jus (México), Radiador Magazine (México). Revista Anomalía (México), Revista Biografía (Brasil), Cinosargo (Chile), La ira de Morfeo (Chile-Argentina); Agrupación Puerta Abierta Chile-México. Letras de parnaso (España), Nagari (EUA), Los sábados, las prostitutas madrugan mucho para estar dispuestas (España). Almiar (España). Suicidas sub 21 (Perú); suplemento cultural La Jirafa del Diario Regional de Zapotlán, Jalisco. La pluma afilada (España). Revista Inopia (Puerto Rico). Textos suyos han sido integrados en la antología Memoria 2012 del club de escritores Palabra sobre palabra publicado por Editorial Círculo Rojo (España). Prologó el libro premiado Job aterido del escritor español Javier Sachez. Editorial Seleer. España. 2012. Participó con el ensayo “La violencia como producto de la sociedad” en el Segundo Encuentro de Escritores por Ciudad Juárez, simultáneo Colima. Formó parte del jurado del I Premio palabra sobre palabra de poesía. Mantuvo por un año (2012) el espacio Cuentos que me cuento en la web española (ya desaparecida) La pluma afilada (España). Actualmente mantiene una columna semanal en Revista Biografía (Brasil).Blog personal: http://wwwjuanmireles.blogspot.mx/

0 comentários: