Rosario Orozco - [Poeta Mexicana]


Rosario Orozco. Ha publicado en diversas revistas nacionales y extranjeras entre otras: El Nahual de Nogales, Arizona; El Culturadoor de Editorial Orbis Press en California- Phoenix, Arizona y Sulscrito de Portugal. Nacionales: La otra realidad, Papalotzi, Letras en rebeldía y otras. Su obra ha sido compilada en las Antologías de Mujeres Poetas en el País de las Nubes, 2006, 2007. En 2009 en la antología: Hechiceras de la palabra (Oaxaca, Ediciones: Centro de estudios de la Cultura Mixteca), así como en Nogales, Sonora: Sentimientos, editado por el H. Ayuntamiento de Nogales. En 2008 publicó el poemario: Variaciones y alas de la sin razón. Dirige la revista Va de Nuez Literatura y artes desde 2005 a la fecha. Es escritora y Maestra en Lingüística Aplicada por la U de G.
A ti

A ti irreverente,
a ti movedor del ataúd de la abuela
ella gelatinosa y recién llegada a Mictlán,
dijo que sí, porque eras tú el nieto consentido
y todo te permitía, más con tus trece mayos.

Cuántas cosas cambiaron desde entonces,
hoy tu casa es eso que ni en sueños
habrías imaginado.

Cuántos cambios, tantas cosas estuvieron sin decirse,
apagando verdades que luego surgieron al aire,
y el aire era jodido, y en su jodidez, laceró con amor,
las heridas punzantes del alma…

Sí a ti, con tus bromas sobre la existencia:
A coger y a chupar que el mundo se va a acabar…
Era el tuyo, el mundo que te bebías a borbotones apurándotelo todo.
Sexo, drogas, bromas, más sexo y más drogas, más… más, de todo más…
Pero callemos, shhhh… esas verdades.

Las buenas conciencias rezarán para que yo ya no escriba
porque deje de verter en palabras
los aires y sones de eso que siempre
se quiso guardar, en la penumbra segura del silencio.

Cuánta razón tenías, apurarse a la vida, fumártela toda de una bocanada,
porque es efímera, porque hay que sentirla, tragársela como venga,
con todo y la risa,
con la broma,
con la pendejez,
con la idea que no puede ser tomada en serio, la puta vida.

Acariciemos la muerte, bebámosla, apuremos cada sorbo para amarla,
tanto como a la idea de vida que mamamos sin darnos cuenta,
por la historia común,
por los decires, pasiones, pesares.
Hoy, en aras del amor, encendamos la llama,
el motor de la existencia.

Rosario Orozco
Todos os Direitos Autorais Reservados a Autora

0 comentários: