Entrevista realizada al poeta cubana ELSA MORALES NARANJO [Ernesto R. del Valle]

ENTRE LA VIDA Y LAS LETRAS.

ELSA MORALES NARANJO/ Cuba 

Llega a la saga de estas entrevistas ENTRE LAS VIDA Y LAS LETRAS, la poetisa y escritora cubana, guajira reyoya de Camaguey, Elsa Morales Naranjo. Una mujer que desde los años duros (léase década del 60 y del 70) realizó un trabajo de promoción cultural y literario. De esa época nos conocemos y conocemos su carisma emocional, su simpatía, modestia y como tantas mujeres, conversadora hasta los codos. Elsa Morales se encuentra de visita en New Jersey. y aproveché la oportunidad para invitarla a la entrevista. Accedió de buen gusto y aquí tenemos sus respuestas 

ERNESTO R. DEL VALLE.- ¿Alguna obra publicada? Háblame de la que más te ha gustado.

ELSA MORALES NARANJO.-Tengo publicados solo dos libros, “Caballito” de Poesía para Niños, el cual fue  Premio de la Ciudad (1999) y de la UNEAC (2001) y “Del Camagüey Legendario al Bayamo Redentor” de tradiciones, publicado en (2012) Premio Nacional  3 de Diciembre y Rubén Martínez Villena en (2008).  He sido antologada  en el libro Poesía camagüeyana  (2003) y en la antología para niños del Centro  del Perú, Huancayo “Brumas infantiles” (l998). En el blog “Synergos” que dirige el poeta Roberto Manzano y en múltiples tabloides y revistas. De los libros publicados ambos tienen para mí un profundo legado sentimental,    pues “Caballito” está dedicado a mi niño fallecido en l981 y el libro de tradiciones “Del Camagüey legendario al Bayamo Redentor”, posee pasajes que tocaron profundamente mi alma, vivencias de hechos históricos, patrióticos y místicos.

Tengo varios libros inéditos de poesía de amor y de poesía para niños, también otro de poesía  “Ascensión” y uno de tradiciones titulado “Lo real maravilloso en las tierras de Morón” 

ERDELVALLE.-  ¿Piensas que la Literatura Femenina Cubana (la de dentro o fuera de la Isla) es toda una o se diferencia en su esencia interior, en su fuerza o la vivencia de su autor? 

EMN.-  Aunque he leído muy poco de la Literatura Femenina Cubana publicada fuera de la Isla pienso que es   toda una  con las diferencias propias de la naturaleza interior de cada autora, sus ideas y su estilo, que en muchas ocasiones emana de su expresividad, su fuerza espiritual  y de  las vivencias  de cada una de ellas. 

ERDELVALLE.-  ¿Puede hablarse de desarrollo de la Literatura Femenina Contemporánea en Cuba? ¿Conoces de ejemplos? 

EMN.-  Hay múltiples ejemplos de la Literatura Femenina en estos momentos en Cuba. Las nuevas generaciones de cubanas han seguido y ampliado el diapasón de las generaciones anteriores. Me atrevería a asegurar que no hay pueblo en Cuba que no posea una escritora edita o  inédita de gran valía. Fui por veinte años asesora del Taller Literario “Raúl González de Cascorro” en la Universidad Médica “Carlos J. Finlay”, en Camagüey, y allí confluyeron jóvenes muy inspiradas,  inteligentes y diestras en el oficio de escribir, entre ellas, Yunexis Novalbo Aguilera y Marlene Pérez Mateo, de Camagüey, la última  actualmente en  Elisabeth, New Jersey. De esa misma generación es también    Legna Rodríguez Iglesias, todas ellas galardonadas en múltiples certámenes.  De generaciones anteriores están  Mariela Pérez Castro, Oneyda González, Niurkys Pérez y otras muchas. Al igual que en Camagüey las hay  en otras poblaciones de la provincia como en  Nuevitas y en Guáimaro donde  existe un movimiento enorme de mujeres poetas y decimistas encabezado por Odalys Leiva Rosabal.  Y eso es solo ejemplificando   la provincia en que vivo, pero  desde Pinar del Río hasta Oriente, el movimiento de escritoras femeninas es apreciable. Si las mencionáramos a todas haríamos interminable el listado.  Mencionaré solo algunas escritoras sin tener en cuenta la generación, pues las hay tanto mayores como jóvenes: en Pinar del Río Nersys Felipe una joya de la Literatura para Niños, en  la   Capital, Reina María Rodríguez, Lina de Feria, Marilyn Bobes e  infinidad de ellas, en  Matanzas, Carilda Oliver Labra, en Sancti Spíritus  Liudmila Quincoses con su proyecto Escribanía Dolls y así hasta llegar a la provincias orientales que no se quedan atrás, pues Victoria de las Tunas, Holguín, Manzanillo y Santiago de Cuba cuentan con un caudal de escritoras. En muchas  Ferias del Libro salen antologías de escritoras cubanas de cuento y poesía.  Considero que la riqueza de la obra femenina  en Cuba es muy amplia  y variada,  porque la elevación de los niveles académicos y los Talleres Literarios  han hecho posible el enriquecimiento del arte de escribir  en la mujer de hoy. Lástima que mucha de esta valiosa obra esté aún inédita. 

ERDELVALLE.-  Piensas que tu desarrollo literario se debe al lugar en que resides o a tus raíces esencialmente cubanas? 

EMN.-  Mi desarrollo literario se debe a múltiples causas, a diferentes aristas que han confluido en mí ser. En primer plano a mi vocación artística: desde pequeña sentí la necesidad de expresarme mediante la escritura. Me aprendía cuanto poema había en los libros de lectura que toque con mis manos de niña y sentía la necesidad de declamarlos para darlos a conocer a otros.  Siempre fueron una atracción las décimas que componía mi padre y las controversias mediante cartas que se realizaban entre  mi tío Andrés Morales González-Arena y mi padre Francisco de Asís,  Panchito, como le decían sus catorce hermanos. Luego el conocimiento de la Literatura Cubana y esencialmente de todos los románticos del siglo XIX, que se acercaron tanto a mi espíritu, de ellos bebí y en especial de Luisa Pérez de Zambrana  que tanto penetró en mi alma con su poesía hondamente femenina. Mas tarde la vinculación estrecha con la Literatura Latinoamericana  y la  Literatura Española y su poesía entrañable. Siempre me preguntaba por qué ese gusto por la poesía de  Federico García Lorca, sencillamente mis antepasados por línea paterna procedían de las tierras de Andalucía.

Por consiguiente puedo decir que mi desarrollo literario se debe a mi vocación y a las raíces españolas y cubanas de las cuales tengo un legado maravilloso. 

ERDELVALLE.-   ¿Las razones de estar o no estar en Cuba, a pesar de todo lo dicho, escrito y visto durante todos estos años, cohíben a un autor a escribir libremente, de manera objetiva y racional? 

EMN.-  La propia Historia da respuesta a esa pregunta. Los  que sienten la Literatura como una expresión del ser y son hombres honestos que tienen como principio su verdad  no pueden ser cohibidos por los cambios de lugar y eso se ha comprobado en el siglo XIX, en el XX y en el XXI. Escribieron poesía patriótica Plácido, Luisa Pérez de Zambrana sin salir de Cuba  y la escribió José María Heredia, Gertrudis Gómez de Avellaneda, José Martí y Bonifacio Byrne  en otras tierras y esto sigue ocurriendo. A veces el cambio de lugar espolea los sentimientos y los hace más vívidos, brota entonces la nostalgia y  la añoranza que alimentan las raíces. Solo un ser sin alma y sin sentimientos  puede apartarse completamente  de la tierra en que nació y creció. 

ERDELVALLE.-  ¿Estás de acuerdo a cualquier indicio de Unidad entre los escritores cubanos de dentro o fuera de la Isla, en igualdad de condiciones, en cuanto al derecho de escribir? 

EMN.-  Claro que sí, sería maravilloso ese vínculo de hermandad “con todos y para el bien de todos” como decía nuestro Apóstol, por ello luchó. Vale la pena que todos colaboremos para conseguirlo. 

ERDELVALLE.-  Hemos estado al tanto de los diferentes intentos habidos por la parte cubana, de establecer relaciones e incluso, colaboraciones de los escritores cubanos en general que viven fuera de la Isla, en Cuba el colega Jorge Bousoño, en su Foro ALAS DE CUBA, al igual que la Revista Guatiní, en Miami, mantienen, este objetivo, publicando a escritores y poetas cubanos, no sólo residentes en Estados Unidos sino en todo el mundo. Y no somos los únicos.
¿Estarías dispuesta a formar parte de un encuentro en el que asistan poetisas y escritoras de la Isla o fuera de ella, sea en Cuba o fuera de Cuba? 

EMN.-  Claro que sí, sería muy hermoso unirnos todas como deseaba José Martí,  el Apóstol de nuestras libertades. 

ERDELVALLE.-  En Cuba hay nombres que nos llevan a la ensoñación como por ejemplo oír la palabra aguacero:

¿Qué te llega a la mente al mencionar estos nombres?

YAGUA, la casa de Julia, la  más pobre y limpia.

AJIACO, ricura, casa de guano.

YUCA,  mojo, puerco asado, congrí, Nochebuena.

MELCOCHA, impaciencia, boca echa agua, dulzor.

PORRÓN, agua fresca, campesino.

COLIBRÍ, revoloteo intangible.

GUATEQUE, cubanía, unión, baile, alegría. 

ERDELVALLE.-  Finalmente, ¿qué le dirías a las jóvenes generaciones de cubanas que comienzan el difícil ejercicio de escribir? 

EMN.-  Adelante hermanas, lean y escriban mucho,  plasmen los pensamientos, las vivencias y lo sensible  en el papel y dilatarán el ser para hacer posible una comunicación sutil y grandiosa que encumbra el alma,  enaltezca al espíritu y nos llene de paz y amor. 

ERDELVALLE.- Gracias por tu tiempo estimada colega. .- Recibe mi abrazo y agradecimiento por aceptar esta invitación. 

EMN.-  La distancia y el tiempo lo ha inventado el hombre. Día llegará en que estas dimensiones sean vencidas por la capacidad del ser humano y  el sublime sentimiento del Amor. Un abrazo fortalecido desde la tierra de los  tinajones.


Ernesto R. del Valle. Camagüey, Cuba. Poeta, Escritor, Editor. Profesor de Español y Educ. Artística, Periodista por vocación.  Editor da Revista GUATINí

0 comentários: