Sobre la minificción [Juan Mireles]

Sobre la minificción


Decir qué texto cabe en la definición de minificción es difícil. Trataré de dar la mía.

¿En la minificción necesariamente debe aplicarse introducción, desarrollo, nudo y desenlace? ¿La minificción debe regirse bajo normas estrictas para que pueda funcionar? ¿A la minificción solamente se le caracteriza por su extensión? La minificción como cualquier otro tipo de creación literaria se le debe llegar desde la libertad misma del autor, del pensamiento. Si hay un género en la narrativa qué más castiga al que quiere imponer normas en su texto es la minificción: se notan los cables, las tuberías. La minificción es eso: breve o corta ficción. ¿En la ficción hay normas? ¿La imaginación tiene reglas? ¿En lo onírico existe la razón? En la ficción puede haber o no trama, puede haber o no desenlace, mejor, que el lector imagine su desenlace: la imaginación del lector es la extensión de la imaginación del autor de la minificción —la minificción es una herida que el lector mantiene abierta, siempre—. La breve ficción nunca debe terminar, no se encasilla, por el contrario, al final debe estirar la mano para alcanzar al otro, en este caso al lector; se asemeja más a un poema, en el que para ser poesía necesita que el lector se vuelva imagen, cierre el círculo –la minificción puede nunca cerrar el círculo pues la imaginación se extiende infinitas veces; aun cuando el texto tenga un remate o un cierre, éste será una mera percepción pues el lector, al terminar de leer, se irá a su propia imaginación para extenderlo. 

¿La minificción puede confundirse con un poema en prosa? Sí, puede confundirse pues en la prosa también existe el movimiento, el ritmo, lo poético, la sensibilidad; Octavio Paz decía que una buena prosa debe contener poesía, como la de Borges o Cortázar: es cierto. La prosa de la minificción puede contener una carga poética importante pero a su vez cuenta algo, forma algo, mínimo que sea esa formación, figura, está; es decir, hay narrativa, existe, no se queda solamente en la musicalidad, en un movimiento sonoro.

La minificción tampoco debe ser un chiste como algunos quieren hacer pensar. Puede ser gracioso como lo puede ser un cuento, relato etcétera, la diferencia es que el humor mal manejado en un breve texto termina siendo un chiste, peor, un mal chiste. 

Para ser breve ficción debe tener una extensión muy corta; un texto de 400 o 500 palabras ya no es minificción, será relato breve o muy breve a lo mucho, pues en 500 palabras ya hay que dar más elementos narrativos para formarlo.

La minificción también sirve para realizar ejercicios narrativos, experimentar con figuras retóricas, manejar y entender el movimiento en la prosa; decir o expresar una idea de la mejor forma posible y siendo a la vez contundente; es decir, funciona como un campo de experimentación. 

La minificción es un género muy importante en la narrativa que se debe cultivar y fomentar; el lector lo agradecerá.

Y una paradoja: ¿cómo se puede crear un concurso de minificciones cuando no se tiene claro qué es una minificción? ¿Cómo se puede saber que no se tiene claro la definición de minificción? Cuando premias un mal chiste, o un texto cuadrado, muerto, o un texto demasiado largo.


Juan Mireles  - Escritor (Estado de México, 1984) y director editor de la revista literaria y de arte Monolito (México).Ha sido publicado en la revista española Palabras Diversas (España), Letralia (Venezuela). Cronopio (Colombia), Cuadrivio (México), Punto en línea (UNAM. México), Justa Revista Digital de Editorial Jus (México), Radiador Magazine (México). Revista Anomalía (México), Revista Biografía (Brasil), Cinosargo (Chile), La ira de Morfeo (Chile-Argentina); Agrupación Puerta Abierta Chile-México. Letras de parnaso (España), Nagari (EUA), Los sábados, las prostitutas madrugan mucho para estar dispuestas (España). Almiar (España). Suicidas sub 21 (Perú); suplemento cultural La Jirafa del Diario Regional de Zapotlán, Jalisco. La pluma afilada (España). Revista Inopia (Puerto Rico). Textos suyos han sido integrados en la antología Memoria 2012 del club de escritores Palabra sobre palabra publicado por Editorial Círculo Rojo (España). Prologó el libro premiado Job aterido del escritor español Javier Sachez. Editorial Seleer. España. 2012. Participó con el ensayo “La violencia como producto de la sociedad” en el Segundo Encuentro de Escritores por Ciudad Juárez, simultáneo Colima. Formó parte del jurado del I Premio palabra sobre palabra de poesía. Mantuvo por un año (2012) el espacio Cuentos que me cuento en la web española (ya desaparecida) La pluma afilada (España). Actualmente mantiene una columna semanal en Revista Biografía (Brasil).Blog personal: http://wwwjuanmireles.blogspot.mx/

0 comentários: