La condena de ser lo que somos [Juan Mireles]

La condena de ser lo que somos

Somos tiempo y el tiempo como decía –y bien- Octavio Paz, es cambio. No podemos dejar de ser lo que somos, no es posible dejar a un lado nuestra verdadera naturaleza. El cambio interminable es un símbolo de la imperfección y en esas andamos, librando la lucha diaria que va implícita en la vida, no nada más de los seres humanos sino de todo lo existente, ¿la crueldad de esto?, que nosotros tenemos la consciencia de sabernos en un ring –el mundo- en el que se libra una batalla interminable, donde sabemos que vamos a caer y que tendremos que levantarnos porque no tenemos otra opción; pero sólo nos ponemos en pie de guerra nuevamente sabiendo que estamos condenados a volver a caer, y así, se nos van los años en este mundo que no termina por rendirse. ¿Cuántos han caído ya y no es que deseen levantarse sino que no pueden evitar seguir vivos? ¿Cuántos vivos quieren seguir vivos y no saben cómo y solo andan errantes sobreviviendo? ¿Qué placer escondido hay dentro de la psiquis del ser humano para no rendirse nunca? Podríamos dejarnos al sol, a la arena, a la sed; sin embargo, hay algo más allá de la voluntad: el instinto, el deseo, el pulso: el presentimiento de nosotros mismos. No podemos dejarnos a la muerte porque eso iría en contra de nuestro propio sentido. ¿Qué hay después de nosotros y antes de nosotros? El presentimiento de ser, y ese presentimiento es un impulso, la chispa generadora del todo. Creo entonces en la esperanza, en el presentimiento de que tal o cual cambio me lleve a un mejor destino, y me dejo -nos dejamos, porque la esperanza nunca muere y qué bueno, pero también qué malo. ¿Qué sería de nosotros sin la esperanza? Siempre la esperanza va, siempre, hacía alguna parte (Sabines, cuánto sabías), aunque no sabe nunca adónde pero va, es así, y nosotros nos trepamos a ella como los eternos soñadores que somos, como los inocentes niños que nunca dejamos de ser. ¿Adónde me llevará mi esperanza? ¿Adónde nos llevará nuestra condena por ser tiempo más aún cuando nos hemos convertido en una masa sanguinolenta? ¿A qué parte del mundo o del infinito-¡¿y cuándo?!- debemos llegar para llorarnos, encontrarnos, y en ello dejar de ser lo que nos hemos convertido?

Ya no estamos tolerando a nuestra especie, no nos soportamos, ¿hasta cuándo? ¿Qué hacer para salvarnos? ¿Dónde buscar a nuestros muertos más allá de las fosas, de las calles, de las colonias, de las ciudades, para escucharlos, oír su silencio lleno de palabras y de sentidos, y aprender de ellos…? 

¿En qué momento nos consumimos? Y sin embargo, a pesar de todo, nos levantamos, en pie de guerra porque no queda más opción que ser lo que somos e ir con la esperanza de que el cambio siguiente sea mejor, o por lo menos, no peor que el de estos tiempos, en los que literalmente, hemos perdido la cabeza.

Juan Mireles  - Escritor (Estado de México, 1984) y director editor de la revista literaria y de arte Monolito (México).Ha sido publicado en la revista española Palabras Diversas (España), Letralia (Venezuela). Cronopio (Colombia), Cuadrivio (México), Punto en línea (UNAM. México), Justa Revista Digital de Editorial Jus (México), Radiador Magazine (México). Revista Anomalía (México), Revista Biografía (Brasil), Cinosargo (Chile), La ira de Morfeo (Chile-Argentina); Agrupación Puerta Abierta Chile-México. Letras de parnaso (España), Nagari (EUA), Los sábados, las prostitutas madrugan mucho para estar dispuestas (España). Almiar (España). Suicidas sub 21 (Perú); suplemento cultural La Jirafa del Diario Regional de Zapotlán, Jalisco. La pluma afilada (España). Revista Inopia (Puerto Rico). Textos suyos han sido integrados en la antología Memoria 2012 del club de escritores Palabra sobre palabra publicado por Editorial Círculo Rojo (España). Prologó el libro premiado Job aterido del escritor español Javier Sachez. Editorial Seleer. España. 2012. Participó con el ensayo “La violencia como producto de la sociedad” en el Segundo Encuentro de Escritores por Ciudad Juárez, simultáneo Colima. Formó parte del jurado del I Premio palabra sobre palabra de poesía. Mantuvo por un año (2012) el espacio Cuentos que me cuento en la web española (ya desaparecida) La pluma afilada (España). Actualmente mantiene una columna semanal en Revista Biografía (Brasil).Blog personal: http://wwwjuanmireles.blogspot.mx/

0 comentários: